lunes, 13 de mayo de 2013

EL BARRIO JUDÍO DE ROMA, UNA PERLA ESCONDIDA

Aunque parezca imposible, en Roma aun quedan esos barrios, esos rincones, no tan conocidos que están llenos de encanto, por los que da gusto pasear, en los que relajarse o huir de la marea de turistas en la ciudad. El barrio judío de Roma es sin duda uno de ellos, una perla escondida.

El gueto que hubo en Roma es uno de los mas antiguos del mundo. El mas antiguo se encuentra en el mismo país, en Venecia. Pero además, fue el último gueto judío en la Europa occidental hasta su reintroducción en la Alemania nazi.

Fue construido como tal en 1555. Un barrio amurallado con tres puertas que se cerraban por la noche, donde agolpar a los judíos para que no pudieran tener excesivo contacto con el resto de la población pero a su vez para protegerlos de la ira de esta. 

Actualmente, un laberinto de estrechas callejuelas, tranquilas y silenciosas a un lado de la Piazza Venezia. En el centro pero escondido de el. 



Son numerosos los restaurantes y cafes kosher en la zona donde poder degustar uno de los deliciosos dulces tradicionales o la especialidad judía de alcachofas fritas (Carciofi alla giudia).


Según paseas por las callejuelas, encuentras símbolos hebreos en las paredes e incluso algún homenaje a las víctimas llevadas a la fuerza a Auschwitz, entre cinco mil y diez mil, de las que solo regresaron con vida dieciséis.


Pero no hay mejor forma que enfrentarse a todo lo que ocurrió, renaciendo y siguiendo hacia delante. Por eso da gusto encontrarse una escuela secundaria, una pequeña oficina de información sobre la historia del barrio y gente judía y no judía mezclada sin ningún tipo de problema.



Y como no podía ser de otra forma, la Sinagoga, junto a la que se encuentra el museo hebraico, a los que no pude entrar poco estaban cerrados. Algo curioso que encontré en la entrada del museo es que ponía (en inglés e italiano): "Por motivos de seguridad solo se podrá visitar la Sinagoga y El Templo español con un guía del museo".

¡¿Templo español junto a la Sinagoga y formando parte de ella?! Por mas que he buscado información en internet, no he encontrado nada relacionado. ¿Es posible que tras la expulsión de los judíos de España en 1492 muchos de estos acabaran en Roma y por eso formaron un templo español en el barrio judío? Quiero acercarme a la Sinagoga para preguntar y saber algo mas sobre el tema.

Protegiendo el barrio judío como testigos de su renacer, el Teatro   de Marcelo, una preciosa ruina romana de antes de cristo, y la fuente de las tortugas en la Plaza Mattei y a muy pocos pasos del Puente Fabricio.





Pero hubo algo que me hizo mucha gracia y me llamó mucho la atención. Un nuevo negocio en el barrio. Un negocio moderno pero que mantiene la tradición y las reglas auténticas judías. Un restaurante de sushi kosher :)



Tengo que decir que tengo especialidad debilidad por la cultura judía. Porque me llama la atención su forma de vida, sus creencias, sus ideas. Tanto que en Nueva York viví durante un año en uno de ellos, uno muy activo y bastante ortodoxo, donde aprendí mucho sobre esta religión y cultura. Una atracción irracional pero muy fuerte.

A todos los países que viajo, en todas las ciudades por las que paso siempre me informo de si hay un barrio judío para poder visitarlo. Todos tienen algo que no se definir, un halo de misterio, de sobriedad. 

Recientemente en Córdoba, el mítico de Toledo y durante los últimos años, Varsovia, Cracovia, Berlín, Budapest, Praga, Viena, Bruselas, Brujas, Amberes, Paris, Amsterdam, Venecia y Nueva York. Todos ellos parecidos pero distintos. Algunos aun barrios activos llenos de vida, muchos otros sombras de desaparecidos, muros, casas viejas y algún que otro símbolo hebreo nos recuerda lo que un día fueron e incluso lo que allí ocurrió.

Me es imposible no bajar la guardia, no callarme o medir mi tono al pasar por algunos de estos barrios. No todos fueron guetos pero muchos de ellos si. Jaulas donde encerrar a la gente por ser "diferente". Algo terrible que no pasó hace tanto tiempo. 

Aun recuerdo cuando fui a Auswitch, como pasamos casi todo el día sin apenas hablar, solo murmurando lo increíble que parecía todo, sin hacer casi fotos porque nos parecía irrespetuoso. Algo de lo que horrorizarse pero también de lo que aprender.



Otras entradas que te pueden interesar:





6 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartir estas nuevas entradas en tu blog. Da gusto pasear a través de tus palabras y fotos: me evado un ratito de la realidad y me transporto a lugares mágicos como la Cerradura.

    Creo que me ha quedado un poco cursi :)

    Sigue escribiendo. Tienes madera, creo que ya te lo comenté.

    Un abrazo y ¡disfruta mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seren! gracias a ti por leerlas y además por escribirme, siempre hace ilusión :) Yo también me evado cuando leo sobre lugares donde me gustaría ir o me descubren algún sitio interesante así que ¡te entiendo!

      Muchas gracias por tus ánimos, ¡un abrazo!

      Marta :)

      Eliminar
  2. Que mal que no estuve! Tendrá que regresar a Roma para conocerlo! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena volver a Roma solo por este barrio :)

      Eliminar
  3. Hola Marta, he visitado varias veces Roma, me encanta esta ciudad, por su historia etc.
    Pero cada vez que vuelvo no dejo de visitar el barrio judio, no se el motivo pero algo me atrae, me recorro todas sus calles paseando sin prisa .
    sigue escribiendo un saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Cari, hay algo especial en este barrio... a mi también me encanta :)

      Un abrazo!

      Eliminar